La liebre y la tortuga

Ver el cuento en YouTube

Ver el cuento en tu aplicación móvil

Los cuentos de GiGi

Una aplicación con cuentos narrados para niños

  • Una amplia selección de tus fábulas y cuentos de hadas favoritos
  • Conoce a GiGi: el simpatico pájaro narrador
  • Hermosas ilustraciones y narración profesional
  • Explora la moraleja de cada cuento y aprende importantes lecciones de vida
  • Descubre entretenidos juegos con tus personajes favoritos
  • No se preocupe, ya que sus hijos no encontrarán ningún contenido inapropiado
  • Una gran ayuda para aprender a leer

Leer el cuento

En el mundo de los animales vivía hace mucho tiempo una liebre que no cesaba de burlarse de la lentitud de la tortuga. “¡Soy la más veloz de todo el bosque y tú eres la más lenta! ¡Hagamos una carrera!”, decía la liebre riéndose.
Un día, cansada de las burlas de la liebre, la tortuga aceptó el reto. “Puede ser que seas veloz como el viento, pero yo soy más persistente”, dijo la tortuga.
Al día siguiente, la tortuga y la liebre se pusieron en la línea de partida de la carrera. “Uno, dos, tres”, dijo la liebre y comenzó la competencia.
Cuando la liebre había sobrepasado ya a la tortuga por mucho, divisó un huerto de repollos. Miró hacia atrás y como no alcanzó a ver a la tortuga, le gritó: “¡Corre tranquila, no te preocupes! Yo comeré algunos repollitos aquí e ¡igual ganaré la carrera!”
Cuando terminó su desayuno, la liebre averiguó hasta donde había llegado la tortuga. “¡Ella todavía no ha recorrido la mitad!” Como comer le había dado sueño, la liebre pensó: "Me tomaré una siestecita y cuando me despierte, al instante correré hasta la meta".
Se quedó dormida profundamente y soñó que ganaba la competencia. Pasó mucho tiempo; el sol ya se estaba poniendo cuando la liebre despertó. Miró a su alrededor y vio que la tortuga se encontraba a pasos de la meta.
En un sobresalto, salió corriendo con todas sus fuerzas, pero ya era muy tarde: ¡la tortuga llegó a la meta primero y ganó la carrera! "No siempre gana el más rápido", dijo la tortuga a la liebre que estaba sollozando en desgracia.

Comparte con Amigos & Danos tu opinión


comments powered by Disqus